artículo

Así que estás en la encrucijada. Tienes todo ese potencial para crear, pero te faltan las palabras. De repente todo ese talento que sabes que tienes parece como un río seco. El universo conspira muy pocas veces para que puedas encontrar tiempo y ganas de sentarte a escribir, y nada. Pues lector, te voy a dar unos concejos que puede que te sirvan para poder sacar las palabras de su escondite. Recuerda que no soy una profesional, y menos una escritora dedicada, pero alguno de estos consejos puede llegar a servirnos.

1. Stream of Consciousness

En español es Corriente de Pensamiento. Es una técnica literaria que intenta plasmar en papel todos los pensamientos que suceden en un flujo continuo, para mostrar la variedad y complejidad del pensamiento humano. Esta técnica de narración puede encontrarse en los escritos de James Joyce y Virginia Woolf. Y si bien es utilizada en la literatura para entender el proceso de pensamiento de algún personaje, podemos utilizar esta técnica cuando no sabemos qué escribir.

Podemos empezar escribiendo lo que está pasando en el momento, lo que vemos y escuchamos, y poco a poco adentrarnos a lo que estamos pensando. Los pensamientos debemos escribirlos cuando llegan, sin importar si tienen sentido o si siguen una narración linear. Tampoco deben acatar las reglas de puntuación si es necesario. Este ejercicio sirve para entrar al flujo de escritura y conseguir un ritmo constante y rápido. Sirve para ingresar a tus pensamientos de manera rápida y practicar cómo plasmar tus ideas en papel, aún si son alocadas o si no tienen sentido.

Lo mismo puedes hacer si tienes una idea en mente pero no has creado un esquema cómo quieres escribirlo. Un excelente ejemplo de un libro escrito de esta manera es On The Road, de Jack Kerouac. Inspirado por la idea de “Prosa Espontanea”, escribió el primer manuscrito de la obra en tres semanas, en un rollo de papel pegado para hacer una hoja continua, para no tener que cambiar el papel de la máquina. El rollo gigante no tiene diferenciación de párrafos y márgenes. Es un flujo de pensamiento constante y se puede ver en las oraciones aceleradas de toda la novela.

Obviamente no tenemos que ir a tal extremo, pero eso muestra que puedes crear un rollo de miles de metros de escritos si realmente te lo propones.

 

2. Utilizar Prompts y Desafíos

Los Prompts son sugerencias de temáticas para escribir que sirven para ejercitar nuestra escritura. Estas sugerencias pueden ser desde palabras:

Ejemplo: Frío

Hasta oraciones que te ponen en una situación:

Ejemplo: Cuando la dama se dio la vuelta para darme mi cambio, lo ví.

La idea es que practiques tus habilidades sin tener que preocuparte de pensar en un tema original para empezar. Además puedes demostrar tu creatividad utilizando los conceptos que sugiere y dándoles tu propio giro.

Los prompts sirven como ejercicio y como un juego también. Si tienes algún amigo que también escribe, pueden utilizar el mismo prompt y comparar las distintas ideas que ambos crean, así puedes ver qué tan creativo eres, y te diviertes con tus amigos.

También existen los Desafíos o Challenges. Estos son un conjunto de Prompts para realizar a diario, normalmente en el transcurso de un mes, para poder crearte el hábito de escribir a diario, y puedes desafiar tu responsabilidad y tu ambición cada día.

Todos estos recursos son fáciles de encontrar en internet. Usualmente yo busco Prompts en Pinterest, pero existen sitios web dedicados a esto también.

3. Mientras más escribes, más escribes.

Ese es mi lema, y si eres un aspirante a escritor, debería ser el tuyo también. Entrar en conexión con el flujo de palabras puede ser difícil. Es como un músculo que debemos ejercitar para no perder práctica. Una vez que entramos a esa frecuencia, en donde las palabras se alinean en nuestro cerebro de manera correcta, es mucho más fácil mantenerse ahí.

Hacerse el hábito de escribir todos los días, aunque sea un verso o un párrafo, hace que podamos encontrar un ritmo que hace que las palabras se multipliquen en nuestra mente. Mientras más escribes, más escribes. Y mejor también. No necesita ser bueno, solo necesita ser.

Estos consejos son simples sugerencias de actividades que puedes utilizar para crearte un hábito de la escritura. No todo funciona para todos, y si estos tips no funcionaron para ti, no pasa nada. Y si encontraste algo que crees que te va a servir para el futuro, mi trabajo está hecho.

Lo importante es Escribir.

 

Please follow and like us:
Facebook
Pinterest
LinkedIn
Instagram

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial