artículo

Siempre pensamos que los grandes artistas, músicos y poetas fueron golpeados inesperadamente con una luz de Inspiración que llegó de la nada y les dio a cambio una obra de arte. Suena fácil, y atractivo, esperar a que la dama Inspiración nos visite y nos llene la cabeza de ideas geniales. Pero, ¿Realmente existe ese tipo de Inspiración con I mayúscula?

La palabra inspiración puede referirse a muchas cosas. Desde otro artista que influencia tu trabajo, hasta las ideas que resaltan en nuestro cerebro y hacen que queramos escribir de repente. Hoy, hablamos de la Inspiración proverbial. Esa ráfaga de luz invisible que visita muy pocas veces, a pocos privilegiados, y los ilumina proporcionándoles con una idea magnífica que se convierte en una obra maestra.

¿Realmente existe eso? ¿Por qué la esperamos?

Sin duda podemos tener chispas de inspiración en algún momento. Cuando se nos viene a la mente una idea muy buena, o tenemos una epifanía que cambiará nuestro estilo de escritura. Pero es demasiado ambicioso y ridículo sentarse a esperar a que venga esa Inspiración proverbial. Que una obra maestra no es la cosecha de años de práctica y disciplina, y que las ideas brillantes no son aquellas que marinan en nuestro cerebro por un tiempo, hasta descubrir la mejor forma de plasmar en papel aquello que queremos decir realmente.

Sería muy fácil, sentarse sin hacer nada esperando a que te visite la Inspiración, No hacer nada mientras esperas a que venga. Pensar que la razón por la que no estás haciendo lo que amas es porque no ha llegado a ti la iluminación aún. Si esto fuera verdad, de seguro algún matemático podría calcular la frecuencia en que suceden esos milagros, y predecir cuando le vuelva a pasar a la humanidad (creo).

Pero las cosas no funcionan así. La inspiración puede empezar como una idea de la nada, pero se desarrolla gracias a la disciplina. Debemos ejercitar nuestra habilidad para poder realmente desarrollar una buena idea.

En la universidad, avanzamos una materia llamada Creatividad. En ella, nuestro brillante maestro Roberto Valcarcel nos explicó que la creatividad tiene más que ver con método que con inspiración. Según él, las ideas buenas vienen del ejercicio de producir muchas ideas. Mientras más opciones tengas, existe mayor probabilidad de tener una idea buena.

Es por eso que escribir mucho es importante, mientras más escribes, más cerca estás de escribir tu obra maestra. No podemos esperar a que la idea llegue, debemos llegar a la idea teniendolas todas. Escribir de todo, escribir acerca de nada. Lo importante es lograr que encontrar cosas escribibles en lo cotidiano, para que cuando llegue una idea realmente brillante, podamos reconocerla en toda su mediocre simplicidad.

Una obra maestra puede estar en cualquier rincón, en cualquier sentimiento. La capacidad de un buen escritor es de reconocerla, de agarrar algo pequeño y deconstruirlo en papel.

Reconocer que no existe una musa inspiradora que nos da todas las herramientas significa reconocer realmente el trabajo de los grandes autores, que tuvieron que trabajar muy duro para llegar a ser tan buenos como sus obras maestras. Ellos, en algún momento eran como nosotros. Inexpertos pero con los ojos llenos del brillo del potencial. Y ellos tuvieron que escribir demasiado, para lograr perfeccionar su habilidad y crear las grandes obras que conocemos y amamos.

Tenemos que tomar acciones para seguir nuestros sueños, hacer todo lo posible para mejorar poco a poco para volvernos lo que queremos ser.

La Inspiración no va a llegar. Nosotros la tenemos que construir con responsabilidad, disciplina y pasión por lo que hacemos. Solo así lograremos ser como nuestros ídolos.

Debemos llegar a un nivel en donde las personas que nos lean piensen que fue por arte de magia que logramos una obra tan buena, para poder decirles que surgió de años de duro trabajo y mucho amor a nuestro arte.

Please follow and like us:
Facebook
Pinterest
LinkedIn
Instagram

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial